Background image


  

Descubre la comarca de Cabañeros

Panorámica de Cabañeros

El Parque Nacional de Cabañeros está ubicado en el corazón de los Montes de Toledo, rodeado por la comarca de Cabañeros.

Los municipios integrantes de la Mancomunidad de Cabañeros son Alcoba de los Montes y su pedanía Santa Quiteria, Anchuras, Arroba de los Montes, El Robledo, Fontanarejo, Horcajo de los Montes, Navalpino, Navas de Estena, Los Navalucillos, Puebla de Don Rodrigo, Retuerta del Bullaque y su pedanía Pueblonuevo del Bullaque y Luciana que ha sido el último pueblo en adhesionarse a la Mancomunidad.

Los Montes de Toledo ocupan la zona suroccidental de la provincia de Toledo y la noroccidental de la provincia de Ciudad Real, constituidos por viejos macizos hercinianos muy desgastados por la erosión.

La Mancomunidad de Cabañeros ocupa el sector central y meridional de la comarca natural de los Montes de Toledo, territorio articulado por sierras de edad muy antigua y por tanto muy erosionadas y de altura media. La propiedad de la tierra está organizada en grandes latifundios orientados al aprovechamiento cinegético, ganadero y forestal, quedando espacios más llanos ocupados por cultivos, sobre todo de cereal; los olivares aparecen en el siglo XVIII y en mayor concentración en el siglo XIX, al amparo del surgimiento del sector industrial.

La Mancomunidad de Cabañeros, a través de sus pueblos y sus sencillas y acogedoras gentes, te invitan a participar en una nueva experiencia que descubrirá un mundo interior lleno de esas pequeñas cosas que hacen grandes momentos:

  • Introducirte en los profundos robledales, quejigales o fresnedas.
  • Sumérjete en las aguas serenas del Bullaque y el Guadiana, siente la bravura del El Estena y la belleza del Valdehornos
  • Contempla la vida del ciervo, el jabalí, el zorro, la nutria, la perdiz , el abejaruco, la cigüeña, la avutarda, el mirlo, el martín pescador; adivina los sonidos como el ciervo en la berrea, el búho, la rana, la lechuza etc... Admira el vuelo majestuoso del águila imperial, el buitre negro, el águila real...
  • Respira el profundo aroma de la jara, el brezo, el cantueso, el romero, el poleo, el tomillo...
  • Pasea por las montañas más antiguas de la Península ibérica, antaño mares llenos de curiosos animales de los que nos queda hoy su huella en yacimientos paleontológicos.
  • Saborea los ricos platos de la cocina tradicional que cada pueblo te ofrece la posibilidad de degustar
  • Disfruta de las costumbres de las gentes, sus paisajes de rañas y montes de enorme valor, que marcarán tu paso por estas tierras con un inolvidable recuerdo, empapándote de ellos.
Autillo

Si te lo propones y sabes aprovechar todo lo que éstos pueblos te ofrecen pasarás días estupendos que estarás deseando revivir con tu familia, amigos y todo aquel que esté dispuesto a pasar un día en contacto con la naturaleza y con unos pueblos llenos de vida.

Podemos diferenciar los espacios, ambientes o paisajes más característicos de ésta zona en tres grandes marcos de referencia ambiental: 


El monte que es la conjunción de relieve y vegetación en el mismo termino; los Montes de Toledo tiene como conjuntos montañosos más representativos dentro de Cabañeros el Macizo de Rocigalgo, el cual contiene el pico más elevado de toda la cordillera Oretana. Otras sierras significativas son la Sierra del Pocito, la del Chorito o Las Sierras de Arroba que lindan con el Campo Volcánico de Calatrava, al Sur de la Mancomunidad.

El Chorrro de Navalucillos

Las Rañas que son los espacios llanos desarrollados sobre materiales de acumulación que pasarán a constituirse como los espacios destinados al cultivo. Se observan como grandes depresiones llanas encerradas entre las montañas de las sierras. La mayoría de las veces están ocupadas por dehesas de encinas y otros Quercus que salpican campos de cereal, motivo que les ha valido para adquirir el sobrenombre del "Serengetti Español". 

Serenguetti Español

Los medios acuáticos tanto los ríos y lagunas como los embalses; la red hidrográfica la podemos agrupar en torno a tres grandes ríos que son El Estena, El Bullaque y El Valdehornos, los tres afluentes del Guadiana que discurre por el límite Sur de la Mancomunidad.

El río Estena nace en el Macizo del Rocigalgo atravesando a través del "Boquerón del Estena" la formación de sierras que le separaban de la cuenca del Guadiana y desemboca en el embalse del Cíjara.


Torre de Abraham

A través de sus 70 kilómetros aglutina en su cuenca el agua de otros ríos como el Fresnedoso, procedente de las Sierras de Sevilleja, El Estenilla, que desde el Rocigalgo, recibe aportes de las Sierras del Jara, El Estomiza, en los límites con extremadura, y Río Frío.

El Bullaque es el más largo y caudaloso de esta comarca; sus 100 kilómetros parten de Retuerta del Bullaque, recogiendo agua de la Sierra de San Pablo y del Chorito, llenando el pantano de Torre de Abraham pasando por Pueblonuevo, El Torno, El Robledo, Piedrabuena y Luciana, donde desemboca en el Guadiana.

El Valdehornos, recogiendo agua del Río de San Marcos desemboca en el Guadiana cerca del pantano del Cíjara.

Las características climáticas de la comarca de Los Montes vienen marcadas, en primer lugar por la latitud en que se encuentra, en los dominios del clima templado, con un acusado carácter mediterráneo lo que conlleva la existencia de una estación marcadamente seca y calurosa y otra fría y más húmeda en la que se producen fuertes heladas; existe una cierta amplitud térmica anual, dándose gran diferencia de temperaturas entre los meses fríos y calurosos del año, esta amplitud puede superar los 50 grados de diferencia de entre los fríos días de invierno y los calurosos de verano. Cada estación marca un paisaje en Cabañeros, desde la época de la berrea en otoño hasta la exhuberante floración de la primavera.

Raña de Santa Quiteria